EN POCOS MESES EL GRUPO SANDUCERO PRESENTARA VARIOS TEMAS INEDITOS COMPUESTOS POR EL FALLECIDO EDUARDO FRANCO

Iracundos como nunca

Tienen dos discos por delante, una gira que los espera y dicen que aún hay conjunto para rato.

MAGDALENA HERRERA
Diario EL PAIS edición digital
Montevideo - Uruguay

Salen de una Van estacionada junto al escenario. Están todos vestidos de trajes oscuros, corbata y camisa blanca, salvo el cantante que se distingue por una profusa melena y camisa distinta. Detrás de ellos corre un niño de apenas dos años, rubio y de ojos claros. "Abuelo, abuelo", grita sin entender demasiado el motivo por el cual él no puede subir al escenario con ellos. De todas formas, el niño logra parte de su objetivo. Su abuelo se da vuelta y con una enorme y complacida sonrisa lo toma en brazos, le da un beso y lo deja en manos de su abuela mientras él se instala detrás de la batería. Suenan los primeros ritmos melódicos, las chicas a un lado del escenario solo tienen ojos para el cantante, mientras éste comienza con un Va cayendo una lágrima en tu mejilla...

Los aplausos vienen de la tribuna, en el ruedo de la Criolla de Parque Roosevelt. Sobre el escenario, Los Iracundos recorren un repertorio cargado de hits románticos que durante los años 70 y 80 los consagró como el grupo nacional de mayor éxito en el mundo. Interpretan las canciones de Eduardo Franco, el autor del 90 por ciento de las letras del grupo, cantante y algo así como el factotum hasta que murió en 1989. Su hermano, Leonardo Franco (guitarra), Juan Carlos Velázquez (batería) y Hugo María Burgueño (bajo y voces) son fundadores e integrantes del actual conjunto. Desde los 90, los acompañan músicos más jóvenes como Jorge Gatto (voz), Carlos Piñeyro (guitarra) y Danilo Amico (tecladista).

DISCOS. Lo cierto es que fuera de fronteras nacionales, Los Iracundos siguen sonando fuerte. Tienen pronto un disco en Buenos Aires, Los Iracundos 40 años, que en poco tiempo estará a la venta. Asimismo, un famoso productor de Miami y amigo de ellos, Roberto Levi, quién ha hecho discos para Julio Iglesias y Roberto Carlos, está trabajando en un nuevo registro fonográfico que recogerá letras inéditas de Eduardo Franco, composiciones del propio Levi y también tendrá canciones del mexicano Juan Gabriel. Asimismo, en julio están iniciando la gira que realizan todos los años desde su fundación por toda Latinoamérica, incluido Uruguay y Argentina, y por supuesto la costa del Pacífico donde además de leyenda son todavía un éxito popular. "Los nuevos discos continúan con la línea rítmica y melódica", dice Velázquez.

La música de Los Iracundos --basta mencionar Puerto Montt para reconocerla-- era la traducción rioplatense de ese rock que nacía en los 60, que ellos, como otros representantes del Club del Clan adaptaron a su forma. La influencia de Charles Aznavour, la música instrumental de Ray Connif e incluso ciertos ritmos del jazz convergieron en un estilo que los distinguió de los demás, con canciones melódicas y románticas. "Es el grupo de música en castellano más representativo del mundo. No lo digo yo sino los 48 discos que hemos hecho y los casi cuarenta años de trayectoria", dice el bajista Burgueño.

Es verdad, empezaron sonando hacia fines de los 60, se afirmaron en los 70 y alcanzaron fama continental en los 80. Detrás de bambalinas, tal cual una familia, Los Iracundos analizan los éxitos alcanzados. "Fue el único grupo que alcanzó un lenguaje internacional --dice Jorge Gatto-- con todo respeto para los artistas nacionales, que en el ámbito local se han desarrollado en forma excelente. El éxito tiene que ver con el estilo de música y las letras de Eduardo, historias dulces y simples. Aun hoy las canciones siguen siendo vigentes y la prueba es que grabamos Puerto Montt por tercera vez. Por supuesto, que la grabación realizada en 1969 por Franco es irremplazable".

Sin vedetismos, se enorgullecen de ser escuchados por una tercera generación de personas. "Hay temas como Calla, que lo hicimos en el 69, que lo piden los chicos entre 15 y 20 años, y se enganchan", dice Burgueño. Leonardo Franco agrega: "Además no hay ningún hogar en Latinoamérica que no tenga un disco de Los Iracundos".

El cantante Gatto arriesga otra explicación a la vigencia del grupo. "Quizás hoy, las relaciones entre los integrantes de una banda son más livianas, y no tan profundas como la nuestra, porque están estudiando o trabajando en otra cosa. Nosotros tenemos eso del pueblito chico, nos vemos todos los días, nos juntamos para tocar. La capital es otra historia".

Alcanzaron los rankings más altos en ventas nacionales y es uno de los grupos que más discos ha vendido en la historia uruguaya. "¿Por qué no sonamos en las radios de acá? Hemos estado en gira constante y recorrido Estados Unidos desde Miami a Denver, Colorado, Boston y Nueva York (Madison Square), además de América Latina. Quizás, no hemos estado tanto en Uruguay", explica Velázquez.

El guitarrista de Los Iracundos define al grupo como tradicional. "Debemos conformarnos en no ser los número uno porque no somos moda. Pero nuestra música ha llegado a toda América. Lo importante es que vendemos muchos discos y llenamos estadios", dice Franco.

CONVIVENCIA. "Convivir es solo de inteligentes", dice Velázquez sin negar que en todo grupo musical hay problemas de vedetismos, económicos, emocionales y otros. "Se van capeando tormentas pero la base de nuestra unión es el trabajo. Siempre estamos trabajando en un disco o en una gira, y eso nos ha mantenido juntos".

Desde la muerte de Eduardo Franco, Los Iracundos no tienen un líder. "Hay tres líderes --dice Jorge Gatto-- que son los tres fundadores y a quienes respetamos muchísimo. Ellos manejan toda la pelota, y después nosotros en el escenario hacemos lo que queremos (se ríe). La convivencia es muy fácil, siempre tiene que haber alguien que afloje como en el matrimonio".


REGRESA CONTINUA